5 tendencias logísticas claves para 2020

No es noticia que el sector logístico vive en continua evolución y en un momento de grandes cambios debido, en gran medida, a la globalización de los mercados y al crecimiento del e-commerce. Por ello, se observa una clara tendencia hacia un nuevo paradigma de logística integral que se verá apoyada por otras que detallamos a continuación.

1. Sostenibilidad

Cada vez tenemos más concienciación sobre la necesidad urgente de cuidar nuestro entorno y favorecer sistemas sostenibles que contribuyan a mejorar el medioambiente. Por ello, desde nuestro sector, tenemos que ir encaminados hacia un desarrollo más sostenible de nuestra actividad. Actualmente ya se están poniendo en marcha nuevas acciones, principalmente dentro del ámbito de la distribución. La búsqueda de medios de transporte más amigables y menos contaminantes para el medioambiente es el principal reto en este sentido. Será fundamental el empleo de nuevos carburantes, mejor aprovechamiento de las cargas y el empleo de la tecnología para solucionar los problemas del tráfico, sobre todo, en rutas de larga distancia con el fin de optimizar el mayor número de recursos energéticos posibles.

2. Formación específica y altamente cualificada

La red de infraestructuras que da servicio al sector es más compleja con el paso de los años. Al igual que ocurre con el avance en cada uno de los procesos que intervienen en la cadena de suministro. Debido a esto, las empresas se verán en la necesidad de contratar personal mucho más cualificado con nuevos conocimientos y habilidades, incluyendo las digitales. Por ello, será importante potenciar una formación académica específica y adecuada a un sector en pleno crecimiento que debe adaptarse rápidamente a las nuevas tecnologías. 

Además, la atracción de este nuevo talento dará forma y consistencia a las empresas, un punto clave que las hará ser más competitivas. Nacerán nuevos puestos de trabajo y con ello, una nueva gestión de roles. No solo hablamos de personal de almacén, transportistas y repartidores, si no de nuevos perfiles digitales que estarán asociados al desarrollo de nuevos procesos y sistemas.

3. Tecnología logística y digitalización

Este punto nos daría para mucho. Por ello, trataremos las acciones más importantes que se llevarán a cabo en nuestro sector en este ámbito. El eje principal será la creación de tecnología propia y específica para el sector logístico que se adaptará a la perfección a cada una de las empresas y  a toda su cadena de suministro. La automatización del almacenaje con herramientas cada vez más sofisticadas que nos permitan optimizar espacios y tiempos, nuevas formas de reparto como los drones y nuevas redes de colaboración entre todos los miembros de la cadena son los avances más importantes y que ya están empezando a ser testados. 

La tecnología con drones ya se está empleando no solo para la entrega de los envíos si no también dentro de los propios almacenes para la realización de diversas tareas como el escaneo de código de barra. La tecnología relacionada con el Blockchain y la inteligencia artificial también dará mucho que hablar en un futuro cercano. 

El desarrollo de estas nuevas tecnologías ayuda a cubrir una demanda diferente y que va en aumento además de facilitar el acceso y la mejora del trasvase de información entre miembros de la cadena y también con el propio cliente.

4. I+D+i

La evolución del sector conllevará inevitablemente el crecimiento de departamentos de investigación y desarrollo dentro y fuera de las propias empresas. Este hecho estará muy ligado al empleo de las nuevas tecnologías que hemos tratado en el apartado anterior. 

Cada empresa luchará por proporcionar soluciones  personalizadas para conseguir ser cada vez más competitivos y resolutivos en un mercado que cambia rápidamente. Y es que comienza a tomar mucha relevancia la experiencia de cliente o también conocida como “customer experience”.  Buen ejemplo de ello es el uso de vehículos sin conductor que ya se está investigando y que mejorará los tiempos de entrega y, por tanto,  la satisfacción del cliente.

5. Colaboración estratégica

En este sentido, el camino principal será la creación de alianzas estratégicas entre los miembros de la cadena de suministro. Especialmente cuando hablamos de pequeñas y medianas empresas que son las que más apoyos requieren en este sector. 

La necesidad de ámbitos de colaboración entre empresas logísticas será cada vez más inevitable a la par que imprescindible con el fin de reducir costes, aumentar la productividad, optimizar al máximo los recursos y como no, elevar la satisfacción de nuestros clientes. 



En resumen, para todo ello lo principal será contar con personal altamente cualificado que trabaje bajo un plan de logística integral capaz de satisfacer con éxito los requerimientos de todos los clientes, mejorando los principales procesos de la cadena de suministro como son el almacenaje, los pedidos y la distribución. La última tecnología será una gran aliada que nos ayudará a detectar nuevas oportunidades que podremos resolver mediante la personalización de los servicios que ofrecemos. 

Y es que el futuro cercano del sector logístico se traduce en tres aspectos claves: procesos, innovación y personas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Rodair Logística S.L.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Rodair Logística S.L. dentro de la UE. Ver política de privacidad de Rodair Logística S.L..
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.